Conseguir la iluminación adecuada para tu negocio no es solo importante para conseguir espacios confortables y agradables, sino también para hacer que tu negocio sea único y diferente de la competencia.

Una buena aproximación para conseguir una iluminación atractiva y que haga diferente a tu comercio, es pensar en capas para el diseño de iluminación. Diferentes capas de luz se van añadiendo, para conseguir una iluminación adaptadas a las necesidades de tu comercio y logrando ambientes realmente atractivos, modernos y dinámicos.

PIENSA EN CAPAS PARA ILUMINAR TU COMERCIO

La iluminación de muchos comercios está basada únicamente en una capa de luz. Una iluminación general colocada en el techo o pared que proporciona el suficiente nivel de iluminación para desarrollar su actividad comercial. Son espacios pocos atractivos y aburridos que no tienen ninguna influencia en el cliente.

Más allá de esta capa inicial, existen diferentes capas o tipos de iluminación que puedes ir añadiendo para dotar de personalidad a la iluminación de tu comercio:

  • Iluminación General o Ambiental, que proporciona el nivel de iluminación básico en el local.
  • Iluminación de Tarea, encargada de iluminar aquellas zonas donde es necesario potenciar la iluminación para realizar alguna tarea (mostradores, etc.).
  • Iluminación de Acento, destinada a destacar zonas, resaltar objetos y artículos o realzar ciertos detalles dentro de comercio.

ILUMINACIÓN GENERAL O AMBIENTAL

La iluminación general es la base sobre la que se va a asentar todo el diseño de iluminación y quien establece el ambiente general del espacio.

En esta capa inicial se proporcional los niveles de iluminación mínimos para desarrollar la actividad comercial, teniendo en cuenta parámetros claves como la uniformidad, el deslumbramiento o las consideraciones de color (apariencia y reproducción cromática).

Luminarias Iluminación General

Dependiendo del tipo de espacio, podemos considerar una capa previa que es la Iluminación Natural. En determinados locales comerciales, donde existe un gran aporte de iluminación natural exterior, tenemos que valorar su integración con la iluminación general para optimizar los niveles de iluminación y así poder reducir los consumos energéticos.

ILUMINACIÓN DE TAREAS

Se denomina así por qué aporta la iluminación adicional necesaria para iluminar áreas donde se están desarrollando actividades o tareas, como pueden ser las cajas o mostradores. Esta capa complementa a la iluminación general, logrando iluminar de forma más efectiva aquellas zonas donde se requieran mayores niveles de iluminación para realizar ciertas actividades específicas dentro del comercio.

Si bien en muchos la iluminación ambiental puede realizar estas funciones, el considerarla aparte, dota a la instalación de una mayor versatilidad, permitiendo su encendido o apagado si se está realizando la actividad o no, además de importantes ahorros energéticos al poder reducir los niveles de iluminación general.

Luminarias iluminación de tarea

ILUMINACIÓN DE ACENTO

Mientras que las dos anteriores capas estaban enfocadas principalmente a garantizar una adecuada iluminación del comercio, la iluminación de acento te permite añadir este punto de diferenciación que hacer que tu iluminación sea atractiva.

El propósito de la iluminación de acento es dirigir la atención a través de la creación de contrastes. Es decir, la creación de interés visual atrayendo la mirada hacia objetos, artículos o incluso detalles arquitectónicos del local, mediante una iluminación mucho más brillante que la iluminación ambiental (por lo menos 3 veces a 1, 3:1).

El grado de contraste entre la iluminación que recibe el objeto y la iluminación del fondo es lo que se denomina factor de acentuación. En aquellos locales donde se quiere potenciar una sensación de lujo y exclusividad es fundamental jugar con ese factor de acentuación favoreciendo los contrastes (joyerías, boutiques, etc.). Por ejemplo, cuanto mayor es la exclusividad de los artículos expuestos mayor es este factor, llegando incluso a ser del orden de 30:1. En cambio, en aquellos locales donde prima más la funcionalidad y de carácter más impersonal (supermercados, restaurantes de comida rápida, etc.), el factor de acentuación es mínimo (2:1) o incluso inexistente.

Luminarias iluminación de Acento

LA IMPORTANCIA DEL SISTEMA DE CONTROL

Una vez que ya tenemos claro las capas que incorpora nuestro diseño de iluminación y cómo se va a implementar en el local, es fundamental tener en cuenta un sistema de regulación y control. El sistema de control te va a permitir actuar sobre cada una de las capas, maximizando su funcionalidad, y consiguiendo ahorros energéticos adicionales que pueden ser muy relevantes.

Este sistema de control puede ser tan simple como un sistema de encendido y apagado manual para cada tipo de iluminación, a funcionalidades mucho mayores como regular los niveles de iluminación de cada capa, programación de horarios, o sistemas de aprovechamiento de luz natural. En la actualidad, estos sistemas de control se están haciendo cada vez mas accesibles y fáciles de instalar, permitiéndote funcionalidades como el cambio de la apariencia de color y la generación de escenas de iluminación que puedan activar o generar ciertos estados de ánimos en tus clientes.

CONCLUSIÓN

El pensar en capas para el diseño de tu instalación de iluminación te va a permitir tener un mayor control sobre los diferentes aspectos que tienes que tener en cuenta para que la iluminación de tu negocio sea atractiva y te permita atraer más clientes, mejorando su experiencia dentro de tu comercio. Además de ventajas adicionales como el ahorro energético que puedes conseguir y la mayor versatilidad de tu instalación.